peluqueria para bebes y niños

Cortar el pelo a un bebé no es nada fácil; es más, a mí me parece una tarea sumamente complicada. Los niños pequeños tienen el pelo muy frágil, generalmente poquita cantidad, y cualquier error o tijeretazo de más, puede convertirse en un trasquilón sumamente antiestético.

Por no hablar de mantenerlos quietos y entretenidos, mientras estás ‘manos a la obra’.Generalmente suelen mostrar rechazo a esta actividad, mucho más si la persona que ‘está interviniendo en sus cabecitas’, no es de confianza. Entonces, suelen moverse, llorar y patalear sin parar.